Beata M. Crescencia Pérez

Fecha Conmemorativa: 20 de Mayo

" Violeta del Huerto... Mensajera de Dios y Servidora de Su Pueblo "

 

María Crescencia Pérez, hermana de las Hijas de María Santísima del Huerto, quien dedicó su vida a los enfermos, especialmente a los niños tuberculosos acogidos en sanatorios , donde permaneció por varios años exponiendo su propia salud, la que comenzaba a declinar rápidamente. La Hna. María Crescencia nos deja un 20 de mayo de 1932 en el pueblo de Vallenar, Chile, donde prestaba servicio en el hospital local. En el pueblo que la despidió se hablaba de ella como la santita. María Crescencia, con su historia de mujer creyente, puede ayudarnos a descubrir el gusto de la fe y el auténtico amor cristiano. María Cresencia se ha convertido en presencia inspiradora y compañera de camino de tantas personas que descubrieron su corazón lleno de ternura y de amor. Dejó una profunda huella que el tiempo no ha podido borrar.

 

La Sierva de Dios Hna. María Crescencia Pérez nació en San Martín Provincia de Buenos Aires el 17 de Agosto de 1897, y nos dejó un 20 de mayo de 1932, dejándonos con su obra una enseñanza inquebrantable de servicio, obediencia y profundo amor a Dios, a su virgen del Huerto y al mundo que la necesitaba. La vida de María Crescencia Pérez no es sino un mensaje de amor. Llevó siempre en su interior el fuego de un gran ideal: "Hacerse toda a todos". Este ideal, que fue el de su fundador, la quemó por dentro y la estimuló constantemente a donar su vida por la salvación de las almas. Sencilla, serena, toda de Dios y al mismo tiempo, toda de los hombres, fue puesta en nuestro camino para ayudarnos a descubrir, con renovada audacia, la fuerza inicial y lo que tiene de genuino y de evangélico el carisma gianellino.

 

 

 

Oración

A Nuestra Beata

Padre de Jesús y nuestro que por tu Divino Espíritu haces florecer la santidad en la Iglesia, te damos gracias por tu sierva desde hoy Beata María Crescencia quien te amó con sencillez. Te rogamos que la glorifiques, para que su ejemplo e intercesión sirvan a la extensión de tu Reino y a la multiplicación de las vocaciones a la vida consagrada. Concédenos, por su intermedio, la gracia que, con humildad, te imploramos.

Por Jesucristo Nuestro Señor, Amén.

 

 

 

Más de Nosotros...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros Contactos

Videos

 

 

 

AnneStars@2016