San Antonio Maria Gianelli, 1844
San Antonio Maria Gianelli, 1844
"Oh María, Madre de la Verdadera Sabiduría... Tu eres el huerto celestial... En el cual todo es bello, todo es precioso, todo es divino, precisamente, todo es el paraíso.

ACTIVIDADES

Orientados por el pensamiento de nuestro Fundador – SAN ANTONIO MARÍA GIANELLI – seguimos su enseñanza cuando dice que :” Los padres de familia de una Comunidad Gianellina no deben olvidar que el hogar es el primer formador de valores: fe, respeto, disciplina, honradez, responsabilidad, amistad; los padres son los primeros y mayores educadores ya que su ámbito escapa a lo que el mejor colegio pudiera lograr porque supone un conocimiento integral de su hijo; los padres eligen libremente el colegio para sus hijos y, al elegir al nuestro, tendrán que adquirir conciencia y comprometerse plenamente con los principios y metas de éste, participando y colaborando con las líneas formativas del Colegio; serán vigilantes del mundo que rodea a su pupila(o) a fin de que sepan en todo momento los problemas y situaciones que pudieran afectarlos; deben incrementar los conocimientos y desarrollo de la labor educativa como también de la labor pastoral del Colegio”. En la acción educativa participa la comunidad toda: Comunidad Religiosa, Docentes, Asistentes de la educación que, en su que hacer cotidiano entregan una formación humana y cristiana para que cada alumna y alumno sea capaz de discernir frente a la vida con una opción de fe madura y profunda y el compromiso de colaborar para el advenimiento de una sociedad más digna y más justa.
Según las líneas pedagógicas legadas por nuestro Padre Fundador: La familia es la primera escuela de valores humanos, evangélicos, éticos y sociales, esta tarea se logra fundamentalmente a través del testimonio de vida de la familia cristiana, la escuela clarifica esos valores los potencia y crea un ambiente que refuerza su vivencia.
Preparar hombres y mujeres conscientes, comprometidos, competentes en todo su hacer, destinado a ser agentes de cambios en nuestra sociedad actual, con una visión crítica de la realidad y a la vez constructiva.
Ser un centro de formación espiritual, valórica y académica; donde se imprime en el educando un sello indeleble que les permite ser agentes de cambio en la sociedad imperante, con una visión crítica constructiva y un fuerte espíritu solidario.
La fe como don de Dios, es una virtud sobrenatural infundida por Él. La gracia de Dios junto con el auxilio interior del Espíritu Santo, mueve el corazón del hombre, lo dirige a Dios, abre los ojos del espíritu y concede “a todos gusto en aceptar y creer la verdad”

INFORMACION DE INTERES

San Antonio Maria Gianelli

San Antonio Maria Gianelli

FUNDADOR
San Antonio María Gianelli nace en Cereta (Liguria, Italia), el 12 de abril de 1789, en una familia paupérrima que cultiva tierras arrendadas. En la escuela para niños fundada por el párroco de Castello, realiza sus primeros estudios. Él fue quién fundó la Congregación de las Hijas de María Santísima del Huerto (Italia)
María Santísima del Huerto

María Santísima del Huerto

MADRE
La Fundación lleva su nombre con motivo del Santuario de la Virgen del Huerto que reside aún en la ciudad de Chiávari, y que recuerda una pintura de la Virgen sobre el muro externo de un Huerto (pintado en el año 1493). La fama de la imagen se acrecienta cuando el 2 de julio de 1610, un joven de la zona, Sebastian Descalzo, asegura que la Virgen María en persona se le aparece milagrosamente en el mismo lugar.
María Crescencia Pérez

María Crescencia Pérez

HERMANA
fue una religiosa argentina perteneciente a la congregación del Noviciado de las Hermanas del Huerto. El 17 de noviembre de 2012 fue beatificada en Pergamino, provincia de Buenos Aires, por el cardenal Angelo Amato, enviado especial del papa Benedicto XVI y el arzobispo Estanislao Esteban Karlic.